empresa productos actualidad contacto
Prensa Auspicios Consejos Galeria Deporte
 
Consejo
Liqui Moly
Enviar a un amigo
ADITIVOS ANTIFRICCIONANTES: UNA PODEROSA AYUDA PARA EL MOTOR 1 (25-02-08)
Cuánto antes se decida a usar un aditivo antifriccionante mucho mejor, ya que la acción de este tipo de productos ayuda considerablemente a prolongar la vida útil del motor de su vehículo.

Desde que un vehículo recorre sus primeros kilómetros, está expuesto inevitablemente al desgaste natural de su motor, debido al roce entre las diferentes partes que lo componen y que permiten su funcionamiento.

Si bien es cierto que el aceite de motor sirve en gran parte para reducir la fricción entre las superficies metálicas del motor y evitar el desgaste del mismo, la película lubricante que forma el aceite entre las piezas en deslizamiento no es suficiente para proporcionar una máxima protección en todas las situaciones al cual un motor se somete.

Un punto crítico es el momento del arranque en frío: cuando se enciende el motor, pasan varios segundos antes que el aceite llegue a todos los puntos a lubricar y en todo ese momento hay un mayor desgaste. Otras circunstancias, tales como altas revoluciones, temperaturas elevadas y altas exigencias para el motor en general, el sistema de lubricación, sobre todo si se trata de un aceite de calidad inferior, tampoco es capaz de proteger estas superficies en manera apropiada. Para evitar un desgaste prematuro del motor bajo estas circunstancias se aconseja siempre emplear otras técnicas, como el agregado de aditivos antifriccionantes al aceite de motor.

DISULFURO DE MOLIBDENO: OIL ADDITIV
Un aditivo antifriccionante es un producto adicional al paquete de aditivos que pueda contener un aceite y como su nombre lo indica, su objetivo es reducir el roce entre metal y metal, contribuyendo de esta forma a extender notablemente la vida útil del motor.

Liqui Moly cuenta con un excelente producto elaborado en base a disulfuro de molibdeno o MoS2. El MoS2 es un lubricante metálico y que se ocupa desde los inicios de la empresa para la fabricación de una completa gama de lubricantes (aditivos, aceites, grasas, pastas) que han contribuido considerablemente a la disminución de los niveles de desgaste de motores y maquinaria industrial en general.

El aditivo antifriccionante en base a MoS2 para aceite de motor se llama Oil Additiv. Oil Additiv se agrega directamente al Aceite de motor y forma una película lubricante de MoS2 en todas las superficies deslizantes sometidas a fricción. Pruebas de laboratorio y testimonios dan cuenta de las excelentes cualidades que posee este aditivo, con el cual se logra reducir el desgaste hasta en un 50%!.

VENTAJAS DEL OIL ADDITIV
Gracias a las excelentes propiedades lubricantes y de protección al desgaste, Oil Additiv es el suplemento ideal para reducir el desgaste durante el arranque en frío cuando todavía no existe la lubricación del motor. Oil Additiv brinda una marcha más suave del motor, pues reduce ruidos y vibraciones y como si fuera poco, actúa como lubricante de emergencia, ya que ante una eventual falta de aceite, el producto sigue funcionando y hasta podría evitar que el motor se agarrote o se funda.

Contrariamente a lo que se cree, la calidad de MoS2 usado por LIQUI MOLY en sus aditivos y aceites no se aglomera ni obstruye los filtros, ya que el tamaño de las partículas de esta sustancia es tan inferior al tamaño de los conductos y de los filtros que es imposible que pueda ser retenido o acumulado en alguna parte de éstos.

Otro mito acerca del MoS2 es su color, ya que al agregarlo al aceite lo tiñe de un tono gris oscuro dando un aspecto de aceite usado o en mal estado. No obstante, el MoS2 no modifica químicamente al aceite. Por esta razón, con Oil Additiv el aceite no sufre de cambios en su comportamiento en el motor.

Para reducir el desgaste en cajas de cambio, engranajes y transmisiones se agrega el aditivo antifriccionante especial Getriebeoil Additiv que al igual que el Oil Additiv contiene el lubricante sólido MoS2.

MOLIBDENO ORGÁNICO: MOTOR PROTECT
Del disulfuro de molibdeno nos trasladamos al molibdeno orgánico, el principal componente de otro de los productos estrellas de Liqui Moly: Motor Protect.

Motor Protect es un aditivo antifriccionante totalmente sintético y de larga duración para el aceite de motor. Motor Protect reacciona químicamente con las paredes metálicas del motor y se queda ahí independientemente de los cambios de aceite, permaneciendo activo por un período mínimo de 50.000 km.

En este sentido, todo va depender de cuánto tiempo quiera el conductor proteger su motor, ya que ambos productos ejercen la misma función. Es más, Liqui Moly tiene una alternativa única en el mercado y que ha tenido una excelente acogida entre los que ya conocen los efectos reales del disulfuro de molibdeno. Es el aceite de motor MoS2-Leichtlauf SAE 10W-40 que mezcla las cualidades superiores de un aceite semi-sintético con las antifriccionantes del disulfuro de molibdeno.